En el penúltimo Consejo de Ministros de esta legislatura, el Gobierno saliente ha aprobado un paquete de medidas entre las cuales destacan, para el ámbito laboral, dos avances en materia de igualdad. La primera de ellas es la aprobación del aumento de las semanas del permiso de paternidad hasta las 16 en tres años.

Para este año, pasaremos de 5 a 8 semanas a partir de la publicación en BOE y entrada en vigor de la norma. En 2020, los padres tendrán derecho a 12 semanas, y las 16 llegarán en 2021. Para Friedan Associate lo importante no es solo la equiparación de permisos, sino la obligación de que sean mayoritariamente intransferibles y con varias semanas no simultáneas. Solo las seis primeras semanas se cogerán al mismo tiempo. El disfrutar del permiso de paternidad en solitario, con la madre ya incorporada al trabajo, es una oportunidad única para los padres, que no era habitual ahora, y también la condición necesaria para que la mujer pueda volver a su puesto de trabajo sin tener que reducir su jornada para asumir, como es ahora lo habitual, el cuidado del menor.

Otra medida aprobada en materia de igualdad,  se va a modificar el apartado del Estatuto de los Trabajadores en relación a la transparencia de las tablas salariales. Serán de obligada publicación y difusión a los representantes sindicales o incluso de forma personal, existirá un registro obligatorio de empresas de más de 50 trabajadores y así podrá comprobarse que, efectivamente, hombres y mujeres son retribuidos de forma equitativa y no discriminatoria.

Deja un comentario